La Rioja (España)

5 mar. 2006

CALLE DEL OCHAVO

El ochavo era una moneda de cobre que circuló en España allá por el siglo XVII, con un peso correspondiente al de un octavo de onza y el valor de dos maravedís. Ordenada labrar por el monarca Felipe III, conservó su valor primitivo, si bien fue disminuyendo paulatinamente de peso con el transcurso de los tiempos, hasta que dejó de acuñarse a mediados del siglo XIX.
Derivó el sustantivo en adjetivo, hasta ser definido como ochavo aquel objeto pequeño, insignificante, que atesoraba poco o ningún valor. De ahí, sin duda, tomó su nombre la calle más estrecha de Logroño, un callejón que todavía hoy une las calles del Horno y Los Baños.(apenas metro y medio de pared a pared), entre las que casi no pasaría ni un diminuto Smart.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por vuestros comentarios!